Cuidado de Joyas

Diseñamos joyas para ser usadas en el día a día, pero como toda joya requiere algunos cuidados. Recomendamos quitarse las joyas antes de nadar, trabajar en el jardín, practicar deportes, cocinar y mover objetos pesados. Además es muy importante retirar las joyas antes de usar cualquier crema o perfume. Con esto en mente, estamos más que felices de darte algunos consejos sobre cómo mantener tus joyas como nuevas.

ORO Y DIAMANTES

Nuestras joyas de oro solo requieren limpieza periódica, ya que no se manchan ni corroen al ser de oro 18k. Mezcla una pequeña cantidad de detergente suave para platos con agua tibia en un tazón. Coloca las joyas en el tazón y deja reposar durante unos minutos. Con la ayuda de un cepillo de dientes suave (como un cepillo de dientes para bebés), frota suavemente la joya. Retira el artículo del agua jabonosa, enjuague y seque con un paño. Evita exponer las joyas de oro al blanqueador, ya que hará que el oro se decolore y posiblemente se dañe.

También puedes dejar tus joyas de Sissai en cualquiera de nuestras tiendas y les daremos mantenimiento en nuestro taller.

PLATA DE LEY

La plata se ensucia bastante rápido cuando entra en contacto con oxígeno o azufre y la mejor manera de evitar esto es usar las joyas de plata con frecuencia. Los aceites en tu piel ayudarán a prevenir el proceso de oxidación.

Cuando guardes tus joyas de plata, usa un ziploc pequeño y, si puedes, coloca un trozo de tiza o un gel de sílice (los pequeños paquetes en zapatos nuevos); esto ayudará a evitar que la plata se opaque mientras no uses tus joyas. Si la pieza de plata está sucia, la mejor manera de limpiarla es con un paño especial para pulir joyas.

PLATA DE LEY OXIDADA O BAÑADA

Evita exponer las joyas a la luz solar, la humedad y el calor. Es importante retirar las joyas antes de bañarse o nadar. Las sustancias químicas como el cloro pueden tener efectos duraderos en sus joyas. Siempre ponte tus joyas después de vestirte para evitar el contacto con cremas, perfumes o cosméticos.

Las joyas en plata quemada o con baño de oro no se deben de limpiar con paño de pulido o con pulidores de joyas.

ÓPALOS

Los ópalos son piedras delicadas, que requieren un cuidado especial para que mantengan su intensidad y color. Además son piedras bastante suaves, tienen un alto contenido de agua y son porosos, lo que hace que sean muy sensibles a los cambios en el clima, la temperatura y la humedad.

Te recomendamos que no uses tus joyas de ópalo en temperaturas extremas, durante actividades físicas, y también, evita el contacto con jabón, agua (agua de mar y piscina incluida) y productos de belleza, ya que al ser expuestos a estos elementos perderán su belleza.

PIEDRAS PRECIOSAS

Las piedras tienen diferentes grados de dureza, por lo que muchas pueden romperse al caer o ser golpeadas. Los diamantes tienen la escala de dureza más alta en el mundo de las piedras preciosas, convirtiéndose en una piedra casi inquebrantable, pero debes tomar en cuenta que no hay ninguna otra piedra tan dura. Por favor toma en cuenta esta información para que puedas cuidar de tus lindas piedras. No use tus joyas con piedras en temperaturas extremas, durante actividades físicas, y también, evita el contacto con agua, jabón (agua de mar y piscina incluida) y productos de belleza.